cómo respiran los eres vivos

Al igual que el hombre, los otros seres vivos (excepto algunos organismos muy primitivos) necesitan oxígeno para que sus células puedan quemar los alimentos. Pero, ¿cómo cogen el oxígeno a los animales terrestres?, ¿y los animales acuáticos?, ¿y las plantas?. En CurioSfera-Ciencia.com, te explicamos cómo respiran los seres vivos.

No te pierdas cómo se alimentan los animales

La respiración de los animales terrestres

Como existen muchos tipos de animales terrestres diferentes, también existen distintos sistemas de respiración. Vamos a verlos con detalle:

Respiración pulmonar

Todos los vertebrados terrestres (salvo las larvas de los anfibios, que viven dentro del agua) respiran mediante pulmones. Muchos animales tienen un aparato respiratorio muy similar al del ser humano.

Los pulmones más sencillos son los de los anfibios adultos: tienen forma de saco con tabiques en el interior y comunican directamente con la laringe.

En los reptiles, en los pájaros y en los mamíferos, las vías respiratorias constan de una laringe, una tráquea y dos bronquios.

qué animales tienen respiración pulmonar

En el interior del pulmón, el bronquio se divide en muchas ramificaciones cada vez más finas, que finalmente terminan en unas bolsitas microscópicas llamadas alveolos, en las que se produce el intercambio de gases con los capilares sanguíneos.

Además de los pulmones, los pájaros tienen unos cuantos sacos aéreos, que no tienen la función de intercambiar los gases de la sangre sino la de ayudar a la ventilación de los pulmones mientras el pájaro vuela.

Los movimientos de las alas y de la caja torácica comprimen estos sacos, que actúan como fuelles que van introduciendo aire a los pulmones.

Respiración traqueal

Otros animales terrestres han solucionado el problema de la respiración de una manera diferente.

Los insectos y otros artrópodos terrestres, por ejemplo, consiguen el oxígeno que necesitan por medio de unos tubitos muy ramificados llamados tráqueas, que están repartidos por todo el cuerpo.

Las tráqueas comunican con el exterior por medio de unos orificios pequeños por donde entra el aire.

Las últimas ramificaciones de las tráqueas son finísimas y llegan a todos los puntos del cuerpo, de modo que el oxígeno va a parar directamente a todas las células sin que la sangre tenga que transportar.

Respiración cutánea

Algunos animales terrestres no tienen órganos especiales para respirar y pueden hacerlo a través de la piel: en este caso se dice que la respiración es cutánea.

La lombriz de tierra obtiene el oxígeno con este sistema. Los anfibios adultos respiran a través de la piel además de hacerlo con los pulmones.

qué es la respiración cutánea

La piel de los animales con respiración cutánea es muy fina y siempre debe estar húmeda para poder hacer el intercambio de gases con el aire exterior. La sangre se encarga de transportar el oxígeno a todas las células del cuerpo.

La respiración de los animales acuáticos

En el agua de los ríos, de los lagos y de los mares hay disuelta una pequeña proporción de oxígeno que proviene del aire. Este oxígeno es el que aprovechan los animales acuáticos para respirar.

Muchos animales acuáticos respiran por branquias. Seguramente las más conocidas son las de los peces: están situadas en ambos lados de la cabeza, generalmente bajo una especie de placa llamada opérculo.

cómo respiran los peces

Cada una de las cuatro branquias que suele haber en cada lado de la cabeza es formada por muchas laminitas finas, dispuestas unas sobre las otras, en el interior de las cuales circula la sangre por numerosos vasos sanguíneos (por eso son rojas).

El oxígeno disuelto en el agua atraviesa la fina membrana de las laminitas y pasa a la sangre, que se encarga de distribuirlo a todas las células del cuerpo.

Para que las branquias puedan obtener oxígeno todo el tiempo, el agua que se pone en contacto con ellas se va renovando: entra por la boca y sale por una rendija que hay detrás del opérculo y que se llama agalla.

Además de los peces, hay muchos otros animales acuáticos que también respiran con branquias: los crustáceos, los moluscos, los gusanos, etc. En todos estos las branquias son diferentes, pero siempre con la característica de tener una gran superficie y de estar recurridas, por dentro, por numerosos vasos sanguíneos.

Las branquias pueden ser externas o internas. Las primeras están en el exterior del cuerpo, sin ninguna protección. En cambio, las branquias internas situadas dentro de una cavidad, protegidas de los golpes y los roces.

La respiración de las plantas

Las células de las plantas, al igual que las células de los animales, necesitan oxígeno para quemar los alimentos y para obtener energía.

Pero a diferencia de los animales, las plantas no tienen ningún órgano especial dedicado a absorber el oxígeno y expulsar el dióxido de carbono.

El oxígeno puede entrar, desde el exterior, a cualquier órgano de la planta. En la hoja, entra por los estomas, que son orificios microscópicos que puedes ver en cómo se alimentan las plantas.

cómo respiran las plantas

En el tallo, el oxígeno entra por las rendijas de la corteza; y en la raíz el oxígeno entra por las puntas. (Esta es la razón por la que el suelo o suelo donde crecen las plantas debe ser poroso, ya que así el oxígeno puede llegar fácilmente a las raíces).

Ahora conviene recordar que las plantas, cuando hacen la fotosíntesis, cogen dióxido de carbono del aire y desprenden oxígeno, contrariamente a lo que hacen cuando respiran.

Las plantas respiran tanto si reciben luz como si son a oscuras, es decir, tanto de día como de noche (pero sólo hacen la fotosíntesis cuando reciben luz, es decir, durante el día).

De día las plantas producen oxígeno y dióxido de carbono, y de noche sólo producen dióxido de carbono. Pero la cantidad de oxígeno que fabrican durante la fotosíntesis es superior a la que consumen respirando.

Esto es muy importante para la vida de los animales, ya que, si no fuera así, haría mucho tiempo que se habría acabado el oxígeno de la atmósfera. (Recuerda que el hombre y los demás animales consumimos oxígeno pero no producimos).

Cómo respiran los seres vivos resumen

  • Todos los vertebrados terrestres (salvo las larvas de los anfibios) respiran con pulmones. Los más sencillos son los de los anfibios. Los pájaros, además, tienen unos cuantos sacos aéreos que colaboran en la ventilación pulmonar.
  • Los artrópodos terrestres respiran con tráqueas, que son tubos muy ramificados que por un extremo comunican con el exterior y por el otro se van ramificando y llegan a todos los rincones del cuerpo.
  • Algunos animales, como la lombriz de tierra o los anfibios, practican la respiración cutánea. Esto significa que respiran a través de la piel.
  • La mayoría de los animales acuáticos respiran con branquias. Las branquias son expansiones muy finas de la piel y pueden tener diversas formas: laminares, filamentosas, etc. Dentro de ella hay muchos vasos sanguíneos que las recorren y que permiten el intercambio de gases.
  • Las plantas no tienen órganos especializados para absorber el oxígeno; este gas puede penetrar desde el exterior tanto para las hojas como por el tallo o por la punta de la raíz.

Para finalizar, no te pierdas cómo y dónde viven las plantas

¿Quieres saber más sobre ciencia?

Desde CurioSfera-Ciencia.com, esperamos que este artículo científico titulado Cómo respiran los seres vivos, te haya sido de utilidad.

Para leer más información similar, puedes visitar la categoría de ciencia. También puedes preguntar tus dudas a nuestro buscador.

Y recuerda, si te ha gustado puedes compartirlo en redes sociales, darle un «me gusta», dejarnos un comentario o seguirnos en nuestra página de ciencia de Facebook. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí