Saltar al contenido
CurioSfera Ciencia

Características de las hojas – Partes y Clasificación

propiedades de las hojas

La hoja es uno de los órganos esenciales de los vegetales superiores. Aunque presenten formas y tamaños muy diversos, todas las hojas realizan las mismas funciones. Por este motivo, en CurioSfera-Ciencia.com, te explicamos las características de las hojas, sus partes, su función y clasificación.

No te pierdas las características de las plantas y sus partes

Qué función tienen las hojas

Las hojas realizan funciones muy complejas e importantes para los vegetales. Es en las hojas donde se produce el intercambio de gases, entre el vegetal y el medio, y el proceso de la fotosíntesis.

funciones de las hojas
Esquema proceso de fotosíntesis

Observando con detalle microscópico la superficie de la hoja, se distinguen unos pequeños poros, los estomas, a través de los cuales se produce la entrada y salida de gases en la planta.

En el interior de las células verdes de la hoja, se encuentran unos corpúsculos microscópicos los plastos o cloroplastos, que contienen los pigmentos responsables de capturar la energía solar, como las clorofilas, los carotenoides y las xantofilas.

Como se ha dicho, en las hojas tiene lugar el proceso de la fotosíntesis: transformación de una parte de la energía lumínica solar en energía química, que queda recogida en los compuestos orgánicos que sintetiza el vegetal durante el proceso.

A través de los estomas es por donde entra el dióxido de carbono, necesario para la fotosíntesis, y el oxígeno, necesario para la respiración de la planta. También por los estomas es por donde la planta pierde agua en forma de vapor. Es el fenómeno de la transpiración.

Partes de las hojas

Una hoja típica consta de una parte laminar, el limbo, sostenida a la rama por una parte estrecha, con aspecto de tallo, llamada pecíolo.

cuáles son las partes de una hoja

El limbo aparece atravesado por tubos o conductos, los nervios, que realizan una función conductora y de apoyo mecánico. Estos tubos son la continuación a la hoja del sistema conductor del vegetal.

En la mayoría de las hojas, las dos caras del limbo presentan color, tacto, pilosidad, etc., ligeramente diferentes.

La cara expuesta al sol, generalmente de color verde más oscuro, se llama haz, mientras que la opuesta recibe el nombre de envés.

La punta o extremo superior de la hoja u órgano vegetal se denomina ápice.

Algunas hojas presentan en la base del pecíolo unas pequeñas expansiones laminares semejantes a pequeñas hojas, llamadas estipulas.

No siempre las hojas presentan ambas partes descritas. A veces, no hay pecíolo y el limbo inserta directamente sobre el tallo. Se habla, en este caso, de hojas sésiles.

Longevidad de las hojas

La duración de las hojas varía notablemente de unas plantas a otras. Así, en las plantas anuales, las hojas, como toda la planta, no llegan al año de vida.

En las plantas perennes como los árboles, los arbustos, etc., hay dos tipos de comportamiento:

Hojas caducas

Ciertas plantas pierden todo su follaje cuando llega la estación desfavorable, como medida de defensa del frío, del hielo, etc.

Son los vegetales caducifolios, que experimentan cambios importantes en su aspecto a lo largo del año. Su hojas se denominan hojas caducas.

Cuando llega el otoño, sus hojas cambian de color, se vuelven marrones o amarillentas y caen. Inmediatamente el vegetal entra en una especie de reposo invernal, durante el cual reduce al máximo sus funciones vitales.

En primavera, cuando las condiciones ambientales vuelven a ser favorables, nacen nuevas hojas a partir de los borrones foliares y crecen hasta alcanzar el tamaño normal.

Hojas perennes

Hay vegetales que no pierden las hojas de forma periódica: son los vegetales perennifolios.

Las hojas perennes no perduran toda la vida del vegetal. Continuamente hay caída y renovación de hojas. Se trata, en este caso, de un envejecimiento y un renovación de órganos independientemente de las condiciones ambientales.

Cómo se clasifican las hojas

Las hojas presentan una gran variedad de formas y de tamaños y estas características de las hojas se utilizan ampliamente en la descripción de las especies vegetales.

Las principales características de las hojas utilizadas son la forma, las partes y el tipo de borde del limbo, el tipo de nerviación y la disposición de las hojas en la rama.

Clasificación por la forma del limbo

Para describir la forma del limbo se hace referencia a formas geométricas similares. Así se habla de hojas redondeadas, elípticas, ovales, lineales, lanceoladas, etc.

cómo se clasifican las hojas

Clasificación por las partes del limbo

Atendiendo a las partes del limbo, las hojas se pueden clasificar como:

  1. Hoja simple: cuando el limbo está formado por una sola pieza, aunque presente divisiones más o menos profundas.
  2. Hoja compuesta: presentan el limbo dividido en partes o segmentos, llamados folíolos.

A veces es difícil distinguir una hoja compuesta de una ramita con hojas simples. Entonces hay que recurrir a la presencia de estipulas en la base, en la gema que siempre hay entre el pecíolo de la hoja y la rama, y ​​en la disposición en el caso de la hoja compuesta de los folíolos en un mismo plano.

Clasificación por el borde del limbo

Atendiendo a la forma del limbo, las hojas se pueden clasificar como:

  • Hojas enteras: de contorno liso.
  • Las hojas dentadas: si el margen del limbo presenta dientes finos.
  • Hojas lobuladas: cuando el borde presenta entrantes claros que delimitan lóbulos
  • Las hojas divididas: cuando las divisiones del limbo son profundas, pero sin llegar al nervio principal.

Clasificación por la nerviación

La nerviación es un carácter importante en la clasificación de las hojas. En numerosas hojas se ve un nervio principal que va de la base del limbo en el ápice y una multitud de nervios secundarios que salen del principal. Según esto, tenemos:

  • Hojas penninervias: donde los nervios secundarios salen de ambos lados del nervio principal.
  • Las Hojas palminervias: en las que los nervios secundarios salen de un solo punto del nervio principal, que no tiene, algunas veces, mayor rango.
  • Hojas uninervias: si hay un nervio central y suficiente.

Clasificación por la disposición en la rama

La disposición de las hojas en la rama también se utiliza en la descripción. El punto de la rama donde se insertan las hojas ya hemos visto que se llama nudo. Según su colocación las hojas pueden ser:

  • Hojas opuestas: si se disponen de dos en dos y diametralmente opuestas en cada nudo.
  • Las hojas alternas: cuando las hojas aparecen aisladas en cada nudo y con un cierto ángulo de giro respecto a las hojas vecinas
  • Hojas verticiladas: cuando aparecen en grupos de tres, cuatro o más hojas en un mismo nudo.

Las hojas compuestas

Cuando el limbo está dividido en varias partes, cada una de las cuales simula un falso limbo, hablamos de hoja compuesta. En este caso, cada parte del limbo recibe el nombre de folíolo. Hay dos tipos principales de hojas compuestas:

  • Las hojas palmaticompuestas: en las que todos los folíolos parten (o se reúnen) de un mismo punto, como por ejemplo las del castaño de indias
  • Las hojas pinnaticompuestas: cuando los diferentes folíolos van saliendo a lo largo de un nervio principal (raquis) y se distribuyen a ambos lados.

En este último caso (hojas pinnaticompuestas), si hay un folíolo terminal, el número total de folíolos será impar y decimos que se trata de una hoja imparipinnada.

Mientras que, si no hay folíolo terminal, el número total de folíolos es par y hablamos de hoja paripinnada (son ejemplos, respectivamente, las hojas de la robinia y del algarrobo).

Como puede apreciarse, cuando el número de folíolos es sólo de dos o tres, esta clasificación no es operativa, ya que, en este caso, tanto podemos hablar de hojas compuestas palmadas como pinnadas.

Por otra parte, también se da el caso, a veces (por ejemplo en las hojas de la melia), que los folíolos están tan profundamente divididos que son también compuestos, y entonces hablaremos de hojas bicompuestas o recompuestas.

Hojas especiales o peculiares

Algunas hojas tienen una peculiaridad que las hace especiales o diferentes al resto:

Zarcillos foliares

Algunas plantas trepadoras agarran mediante zarcillos que se originan no de tallos modificados sino de hojas (total o parcialmente) modificadas; hablamos, en este caso, de zarcillos foliares.

Las tienen, por ejemplo, las calabazas, la zarzaparrilla y los guisantes. En estos últimos sólo los folíolos terminales están modificados.

Espinas foliares

Algunas plantas presentan espinas que se originan por transformación de las hojas (tanto en este caso como en el anterior distinguiremos estos órganos de los de origen caulinar – tallos modificados – por la simetría: bilateral si provienen de hojas, radial si provienen de tallos modificadas).

A veces, sin embargo, las espinas foliares son modificaciones no de toda la hoja sino sólo de parte de ésta: el ápice del limbo en el caso de las espinas del agave, las estipulas en la robinia, o el pecíolo en los cojinetes de monja.

Brácteas

Las brácteas son un tipo de hojas, generalmente más pequeñas (pero no siempre) que el resto de hojas de la planta, que adornan las flores; y las inflorescencias, bien porque están en su base, bien porque las rodean.

A veces, las brácteas tienen colores diversos, diferentes del verde, y en este caso se las podría tomar, inadvertidamente, por auténticas piezas florales.

Así, por ejemplo, el color morado o púrpura de las inflorescencias de las buganvillas se debe a las brácteas que presentan, ya que de hecho las flores de esta especie son amarillentas.

Para finalizar, no te pierdas la nutrición de las plantas

¿Quieres saber más sobre ciencia?

Desde CurioSfera-Ciencia.com, esperamos que este artículo científico titulado Características de las hojas y sus partes, te haya sido de utilidad.

Para leer más información similar, puedes visitar la categoría de ciencia. También puedes preguntar tus dudas a nuestro buscador.

Y recuerda, si te ha gustado puedes compartirlo en redes sociales, darle un “me gusta”, dejarnos un comentario o seguirnos en nuestra página de ciencia de Facebook. 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *