partes del aparato digestivo

Cuando hace un cierto tiempo que no comes notas una sensación bien conocida: el hambre. Tu cuerpo que te avisa para que le vuelvas a dar los alimentos que necesita. Cuando comes, empezando por la boca, comienza la digestión. En CurioSfera-Ciencia.com, te explicamos cómo es el aparato digestivo, todas sus partes y cómo funciona.

No te pierdas las partes del cuerpo humano

La digestión

La digestión es un proceso del cuerpo humano que transforma los alimentos en sustancias más sencillas. Esto se hace dentro del tubo digestivo, donde los alimentos son picados, se desmenuzan, se aplastan y son empujando a lo largo de su interior.

Mientras pasa todo esto, los alimentos reciben unos jugos que los van descomponiendo en sustancias más sencillas. Así, podemos distinguir dos aspectos de la digestión:

  1. La digestión mecánica, que tritura los alimentos y los va haciendo trozos pequeños.
  2. La digestión química, realizada por los jugos digestivos que descomponen los alimentos.

El aparato digestivo y su partes

El aparato digestivo está formado por un tubo muscular bastante largo llamado tubo digestivo y por unas glándulas que fabrican y segregan (o secretan) sustancias que van a parar a él.

El tubo digestivo está formado por las regiones u órganos siguientes:

  1. Boca
  2. Faringe
  3. Esófago
  4. Estómago
  5. Intestino delgado
  6. Intestino grueso
  7. Ano

Cada región de estas tiene una forma, un diámetro y unas características diferentes.

Además del tubo digestivo, el aparato digestivo contiene unos órganos que se llaman glándulas digestivas y que intervienen en la digestión de los alimentos.

Algunas glándulas digestivas son en las paredes del estómago o los intestinos, y otros se encuentran fuera del tubo digestivo y son llamadas glándulas anexas; es el caso del hígado y del páncreas.

Miremos ahora cómo se va haciendo la digestión cada una de las partes del tubo digestivo:

La digestión bucal

digestión mecánicaSi observas tu boca verás que tiene la forma de una cavidad. La boca se puede mover gracias a la articulación de la mandíbula inferior, que hace movimientos de arriba a abajo, adelante y atrás y de lado.

Con estos movimientos los dientes pueden actuar sobre los alimentos.

Los dientes tienen un papel muy importante en la digestión mecánica de los alimentos. Mira en el espejo la forma de tus dientes, fíjate que hay cuatro clases de dientes:

  • Incisivos: que cortan el alimento
  • Caninos o colmillos: que lo desgarran
  • Premolares: que trituran la comida
  • Molares: que machacan los alimentos

La lengua ayuda a manejar los alimentos de un lugar a otro.

Cuando el alimento es introducido en la boca, la masticamos y el mezclamos con saliva. Este líquido se origina en tres pares de glándulas salivales que hay en los lados de la boca y debajo de la lengua.

Cuando el alimento ya ha sido suficientemente triturado, ambientado a la temperatura del cuerpo y mezclado con la saliva, recibe el nombre de bolo alimenticio. La lengua se eleva y lo desliza hacia la faringe y el esófago. A esta acción se le llama deglución.

Faringe y esófago

Después de pasar por la faringe el alimento llega al esófago. El esófago es un tubo aplastado, de unos 20 cm de longitud y situado en el centro del tórax, que hace correr los alimentos hasta el estómago.

Estómago

partes del estómageEl estómago está situado en la parte superior del abdomen, ligeramente hacia la izquierda. Tiene forma de “J” y es formado principalmente, como todo el tubo digestivo, por músculos y una piel, llamada mucosa, que tapiza su interior.

Los alimentos permanecen en el estómago entre una y tres horas mezclándose con el jugo gástrico.

Este jugo se compone, básicamente, de ácido clorhídrico y pepsina, sustancias que son elaboradas en la pared misma del estómago.

Para evitar que el estómago sea digerido por sus propios jugos gástricos, la mucosa que hay en las paredes internas produce una mucosidad que impide que el ácido clorhídrico y la pepsina actúen sobre el estómago. Pero si hay un exceso de ácido o una falta de protección, puede aparecer una úlcera de estómago.

A medida que se va haciendo la digestión estomacal o gástrica, el alimento avanza hacia la salida del estómago.

Allí hay una válvula, el píloro, que comunica el estómago con el intestino y que se abre cuando el alimento ya está bastante deshecho y mezclado con los jugos gástricos. Cuando el píloro se abre, el alimento pasa del estómago al intestino.

Intestino delgado y grueso

El intestino está en el abdomen. Es como un tubo muy largo que se dobla varias veces ya que tiene unos seis metros de longitud. Comienza en el píloro y termina en el ano. Se divide en dos regiones:

cómo funciona el intestino delgado y grueso

  • El intestino delgado que tiene tres partes: duodeno, yeyuno e íleon.
  • El intestino grueso que también tiene tres partes: ciego, colon y recto.

La digestión intestinal comienza cuando el píloro se abre y deja pasar el alimento hacia el duodeno, donde éste recibe otros jugos digestivos: la bilis o hiel, que se ha formado en el hígado, los jugos pancreáticos, secretados por páncreas, y los jugos intestinales, secretados por la pared del intestino delgado.

La hiel o bilis colabora en la digestión de las grasas, y los jugos pancreáticos e intestinales descomponen las proteínas, las grasas y el almidón en sustancias más sencillas.

La acción de estos jugos intestinales, que el alimento recibe en el intestino delgado, continúa la descomposición que se estaba realizando en el estómago, por lo que los alimentos cada vez quedan más fragmentados y reducidos.

partes del intestino delgado

Cuando nuestra comida ya ha pasado por todas las transformaciones citadas, forma una especie de sopa, mezcla de alimentos descompuestos más el agua y los jugos digestivos.

Las partículas muy pequeñas de alimento pueden atravesar la pared del intestino y llegar a la sangre. Este fenómeno se llama absorción intestinal.

Para facilitar la absorción intestinal, la pared interna del intestino está cubierta de muchos pliegues pequeñísimos que parecen pequeños pelos. La misión que tienen es la de aumentar la superficie interna del intestino para que sea más fácil el paso de sustancias del tubo digestivo a la sangre.

Piensa que si pudieras estirar toda la superficie interior del intestino te daría una extensión de más de 20 metros.

Cuando el alimento está en el intestino grueso ya no recibe más jugos digestivos, pero se continúa absorbiendo el agua utilizada durante la digestión, lo que hace que el residuo se vaya espesando a medida que avanza hacia la salida.

El ano

Cuando el bolo alimentario llega el recto se acumula y origina la necesidad de defecar. El residuo, las materias fecales, se eliminan cuando se abre un músculo de forma de anillo que se encuentra en el ano y se contraen al mismo tiempo los músculos del recto y del abdomen.

Higiene del aparato digestivo

El aparato digestivo necesita unos cuidados sencillos que le permiten funcionar bien y hacen que se eviten trastornos y enfermedades. Piensa que un mal funcionamiento puede afectar a los huesos del cuerpo, al aparato respiratorio e incluso al sistema ciruclatorio. Algunas de estas atenciones son las siguientes:

Evita romper con los dientes alimentos demasiado duros. Después de las comidas cepíllate los dientes con un buen dentífrico y enjuágate la boca. Si sufres caries, visita regularmente el dentista.

Mientras se está produciendo la digestión estomacal no conviene hacer ejercicios violentos ni someter el cuerpo a cambios bruscos de temperatura ni sufrir emociones fuertes, porque se puede «cortar la digestión».

También conviene acostumbrar al organismo a expulsar las heces con regularidad evitando que se acumulen excesivamente o durante demasiado tiempo.

Dos anomalías muy conocidas del tubo digestivo son la diarrea y el estreñimiento:

  • La diarrea se produce cuando el alimento avanza demasiado deprisa por el intestino grueso y apenas absorbe agua, por lo que las materias fecales quedan semilíquidas.
  • El estreñimiento se debe a la causa contraria: el alimento permanece demasiado tiempo en el intestino grueso, se absorbe demasiada agua y las heces se vuelven excesivamente sólidas.

Resumen del aparato digestivo

  • Mediante la digestión los alimentos se transforman en sustancias más sencillas que pueden pasar a la sangre.
  • El aparato digestivo está formado por el tubo digestivo y las glándulas anexas.
  • El tubo digestivo consta de boca, faringe, esófago, estómago, intestino y ano.
  • Las glándulas anexas son el hígado y el páncreas.
  • A través de las paredes del estómago y del intestino se absorben los alimentos que pasan a la sangre.

Para finalizar, no te pierdas la alimentación humana

¿Quieres saber más sobre ciencia?

Desde CurioSfera-Ciencia.com, esperamos que este artículo científico titulado El aparato digestivo y sus partes, te haya sido de utilidad.

Para leer más información similar, puedes visitar la categoría de ciencia. También puedes preguntar tus dudas a nuestro buscador.

Y recuerda, si te ha gustado puedes compartirlo en redes sociales, darle un «me gusta», dejarnos un comentario o seguirnos en nuestra página de ciencia de Facebook. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí