Saltar al contenido
CurioSfera Ciencia

Quién inventó el polietileno

cuándo se inventó el pilietileno

El polietileno es el polímero más simple que existe. Es un plástico muy sencillo y económico de fabricar. Por ello, se emplea en infinidad de aplicaciones. Muchas de ellas las podemos ver a diario, como por ejemplo, envases de alimentos, envases, bolsas, cables, etc. En CurioSfera-Ciencia.com, te explicamos quién inventó el polietileno y cómo se consiguió.

No te pierdas qué son los adhesivos

Inventores del polietileno

Los inventores del polietileno son Eric William Fawcett, Reginald Oswald Gibson, Michael Wilcox Perrin, John Greves Patón y Edmond George Williams, para la empresa Imperial Chemical Industries de Inglaterra.

La primera patente del polietileno se presentó el 4 de febrero de 1937 y publicada como GB471590.

El politeno (o, más correctamente, polietileno) es uno de los muchos productos químicos descubiertos por azar. Los inventores trabajaban en un moderno laborato­rio de investigación construido en 1928, el cual llevaba a cabo una gran cantidad de investigaciones fundamentales en medio de la Depresión económica.

Uno de sus proyectos era ver si resultaría una alta presión en la producción de materiales útiles. Enfocaron la inves­tigación sobre materiales que normalmente no reaccionaban o que necesitaban cata­líticos vigorosos.

Ya se sabía, gracias a las investigaciones en Harvard, que los políme­ros parecían estar afectados por las altas presiones. El 24 de marzo de 1933, Gibson y Fawcett iniciaron un experimento con materiales crudos en el cual se calentó a 170°C una mezcla de etileno y benzaldehido que después se sometió a alta presión.

Era vier­nes y dejaron el aparato con la esperanza de que los dos productos se mezclaran. El lunes, cuando lo comprobaron, Gibson encontró un «sólido ceroso», un polímero de etileno que se podía derretir y estirar en forma de hilos. Todos los intentos por repetir el experimento fallaron porque o bien no ocurría nada o tenía lugar una explosión.

En septiembre de 1935, Fawcett dijo en una conferencia que consiguieron crear un polímero sólido a partir del etileno. Nadie le creyó, afortunadamente, porque así la compañía no presentó una solicitud de patente.

También fue una suerte para ellos que el químico americano Carl Marvel, que había creado un politeno mediante un méto­do distinto tres años atrás, lo ignorara, pensando que no tenía ninguna utilidad.

En diciembre de 1935, utilizando equipos mejorados, Perrin pudo replicar el experimen­to con éxito. En el experimento inicial se filtró un poco de oxígeno en el frasco que actuó como catalítico; cuando en el suyo Perrin bajó la presión y bombeó más etileno y por error algo de oxígeno, volvió a crear las condiciones idóneas.

En 1937 abrió una planta piloto de 10,2 toneladas anuales, seguida de una planta de 102 toneladas anua­les que comenzó la producción el mismo día que estalló la II Guerra Mundial. Al prin­cipio el politeno se fabricaba soplando suavemente, como las bombas de jabón.

El politeno es duro, se moldea fácilmente y repele el agua. Aunque se le asocia sobre todo con el envasado transparente de alimentos, fue pensado como material de aisla­miento.

El primer uso del polietileno fue como aislamiento de radar en aviones y barcos. En 1948 se empezó a utilizar para barreños y desde entonces se ha utilizado en juguetes, bolsas y envases de cosméticos.

En la década de 1950 los trabajos alemanes en el Instituto Max Plank mostraron que era posible crear politeno sin alta presión pero con catalíticos. La patente británica para este proceso era la GB713081.

Para finalizar, no te pierdas cómo se obtiene el ácido nítrico

¿Quieres saber más sobre ciencia?

Desde CurioSfera-Ciencia.com, esperamos que este artículo científico titulado Quién inventó el polietileno, te haya sido de utilidad.

Para leer más información similar, puedes visitar la categoría de ciencia. También puedes preguntar tus dudas a nuestro buscador.

Y recuerda, si te ha gustado puedes compartirlo en redes sociales, darle un “me gusta”, dejarnos un comentario o seguirnos en nuestra página de ciencia de Facebook. 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *