Saltar al contenido
CurioSfera Ciencia

Qué es un terremoto y sus características

Qué es y cómo se produce un terremoto

Probablemente, los terremotos o seísmos son las catástrofes naturales ante las que el hombre se siente más indefenso y atemorizado. El suelo, considerado por el hombre el apoyo más firme y seguro, es sacudido por grandes vibraciones que hacen que el ser humano se sienta frágil. En CurioSfera-Ciencia.com, te explicamos qué es un terremoto y sus características.

No te pierdas la estructura de la Tierra

Qué son los terremotos

Un sismo o terremoto es un movimiento vibratorio que se origina en zonas internas de la Tierra y que se propaga por sus materiales en forma de ondas elásticas, llamadas ondas sísmicas.

  • El punto del interior de la Tierra donde se origina un terremoto recibe el nombre de hipocentro o foco sísmico.
  • El punto de la superficie terrestre donde el sismo alcanza la máxima intensidad se llama epicentro. Normalmente, el epicentro está en la vertical del hipocentro.

qué es un terremoto para niños

Los grandes terremotos no son fenómenos aislados. Con frecuencia van precedidos de pequeñas sacudidas sísmicas, llamadas “premonitorias”. Las investigaciones que tienen por objeto predecir los fenómenos sísmicos se basan en el estudio de los procesos que se producen antes de un terremoto.

La causa de la gran mayoría de los sismos son las fallas o fracturas activas que hay en la corteza terrestre.

La sismología es la rama de la geología que estudia los terremotos, y tiene como principales objetivos:

  • El estudio de las causas y de las modalidades de los fenómenos sísmicos, para preverlos lo antes posible.
  • Estudiar de la propagación de las ondas sísmicas en el interior de la Tierra, lo que permite conocer la estructura interna del planeta.
  • El estudio de las propiedades de las rocas más superficiales, para detectar la presencia de materiales útiles (minerales, hidrocarburos, etc.) o conocer su resistencia a la hora de hacer obras públicas.

Qué son las ondas sísmicas

A partir del hipocentro, el movimiento vibratorio originado en el foco de un terremoto se propaga en forma de ondas elásticas en todas direcciones.

Se distinguen tres tipos fundamentales de ondas sísmicas:

  • Ondas longitudinales u ondas P: que hacen que las partículas rocosas tengan movimientos en la misma dirección en que se propaga la vibración. Provocan compresiones y distensiones en las rocas que atraviesan.
  • Las ondas transversales u ondas S: que hacen que las partículas rocosas experimenten movimientos perpendiculares a la dirección de propagación del terremoto.
  • Ondas superficiales u ondas R y L: que se forman en la superficie terrestre cuando llegan las ondas P o S. Son las responsables de las destrucciones.

Qué son las ondas sísmicas y cómo se clasifican

El estudio de la propagación de las ondas sísmicas en el interior de la Tierra ha proporcionado datos importantes sobre la estructura interna del planeta.

La velocidad de propagación de las ondas sísmicas depende de la densidad de las rocas y de sus propiedades elásticas.

Se llaman discontinuidades sísmicas las zonas del interior de la Tierra donde experimenta cambios la velocidad de propagación de las ondas sísmicas. Han sido observadas dos discontinuidades principales:

  • Discontinuidad de Mohorovicic: Se encuentra a unos 8-10 kilómetros bajo los océanos y a unos 30-40 kilómetros bajo los continentes.
  • Discontinuidad de Gutenberg: Situada a unos 2.900 kilómetros de profundidad.
  • La discontinuidad de Conrad: ubicada a 15 kilómetros de profundidad
  • Discontinuidad de Repetti: que se encuentra a 700 kilómetros de profundidad.
  • Discontinuidad de Wiechert: situada a 5.100 kilómetros de profundidad.

De acuerdo con la localización de estas discontinuidades se ha establecido un modelo de estructura interna de la Tierra.

Por ejemplo, la discontinuidad de Mohorovicic señala el límite entre la corteza terrestre y el manto, mientras que la de Gutenberg representa el límite entre el manto y el núcleo.

Cómo se miden los seísmos – Sismógrafos y sismogramas

Los sismógrafos son instrumentos que detectan y miden las ondas sísmicas producidas por los terremotos.

cómo se detecta un terremoto

El primer instrumento construido por el hombre con el fin de medir la dirección de las ondas sísmicas se remonta a la China de la dinastía Han, durante el primer siglo de nuestra era.

Consistía en una gran campana en la superficie de la que había ocho figuras de dragón colocadas simétricamente en las ocho direcciones de la rosa de los vientos.

Cada dragón llevaba al hocico una bola en equilibrio inestable que caía con facilidad cuando un movimiento sísmico afectaba el suelo sobre el que se encontraba la campana.

Al producirse una vibración, caía la bola del dragón orientado en la dirección de propagación de las ondas sísmicas.

Los sismógrafos de precisión comenzaron a introducirse en el final del siglo XIX, y básicamente consisten en un péndulo que lleva acoplados mecanismos de ampliación, de grabación y de relojería.

Los sismogramas son los registros gráficos que proporcionan los sismógrafos durante un seísmo, y corresponden a los movimientos reales que en ese momento experimenta el suelo.

Del estudio y la interpretación de los sismogramas se deducen las principales características de un terremoto, como la localización del hipocentro y del epicentro y su magnitud.

Magnitud e intensidad de los terremotos. Escalas sísmicas.

Una de las tareas básicas de los sismólogos es la de establecer la importancia real de los seísmos. Actualmente se utilizan dos parámetros para valorar los terremotos: la magnitud y la intensidad.

Qué es la magnitud y la intensidad de un sismo

  1. La magnitud pretende ser un parámetro objetivo y trata de determinar la cantidad de energía liberada en el foco sísmico en el momento de producirse el terremoto.
  2. La intensidad se basa en la apreciación de los daños causados ​​por las ondas sísmicas en la superficie, a las edificaciones humanas, etc.

La intensidad dependerá en primer lugar de la magnitud del seísmo, y en segundo lugar de la profundidad a la que se encuentre el hipocentro. Si hay igualdad de magnitud, la intensidad será mayor cuanto más cerca de la superficie se encuentre el hipocentro.

Los grados de intensidad MSK

En la mayoría de países la intensidad de los terremotos se mide con la escala MSK, modificación de la tradicional escala de Mercalle. Esta escala se descompone en los siguientes grados:

Grado I

El temblor no se puede percibir por los sentidos humanos, pero los sismógrafos lo detectan y registran.

Grado II

La sacudida es perceptible sólo por algunas personas en reposo, en particular en los pisos superiores de los edificios.

Grado III

El temblor solo lo perciben algunas personas en el interior de los edificios. La vibración percibida es semejante a la causada por el paso de un camión ligero.

Observadores muy atentos pueden notar balanceos ligeros de objetos colgados, sobre todo en los pisos más altos.

Grado IV

El sismo es percibido por muchas personas en el interior de los edificios y por algunas personas en el exterior. Algunas personas que duermen se despiertan pero no llegan a asustarse.

La vibración es comparable a la producida por el paso de un camión pesado con carga. Las ventanas, las puertas y la vajilla vibran. El mobiliario se empieza a mover. Los objetos colgados se balancean ligeramente

Grado V

a) El seísmo es percibido en el interior de los edificios por la mayoría de las personas y por muchas del exterior. Muchas personas que duermen se despiertan y algunas huyen a la calle. Las construcciones se tambalean con una vibración general. Los objetos colgados se balancean ampliamente. En algunos casos los relojes de péndulo se detienen. Las puertas y las ventanas baten con violencia. Los líquidos contenidos en recipientes abiertos y llenos se derraman ligeramente.

b) En las construcciones de tipo A son posibles daños ligeros.

c) En ciertos casos se modifica el caudal de las fuentes.

Grado VI

a) La mayoría de las personas sienten el terremoto, dentro y fuera de los edificios. Muchas personas salen a la calle asustadas. Algunas personas llegan a perder el equilibrio. En algunas ocasiones, la vajilla y la cristalería se rompen, los libros caen de los estantes y los cuadros se mueven. Los muebles pesados ​​pueden llegar a moverse. Las campanas pequeñas pueden sonar.

b) Se producen daños moderados en algunas construcciones del tipo A. Se originan daños ligeros en algunas construcciones del tipo B y en muchas de la A.

c) En suelos húmedos, pueden abrirse grietas de hasta 1 cm. Hay cambios en el caudal de las fuentes y el nivel de los pozos.

Grado VII

a) La mayoría de las personas se atemorizan y corren hacia la calle. Muchas tienen dificultades a mantenerse en pie. Las personas que conducen automóviles sienten las vibraciones. Las campanas grandes suenan.

b) Muchas construcciones del tipo A sufren daños graves, y algunas, destrucción. Muchas construcciones del tipo B sufren daños moderados. Algunas construcciones del tipo C experimentan daños ligeros.

c) En algunos casos, se producen desplazamientos en las carreteras, originan daños en las juntas de las canalizaciones. Se aprecian ondas en los lagos y el agua se vuelve turbia. Cambia el nivel de los pozos y el flujo de las fuentes.

Grado VIII

a) Miedo y pánico general, hasta entre los conductores. En algunos casos se desprenden ramas de los árboles. Los muebles, hasta los más pesados ​​se mueven o caen. Las luces colgadas sufren daños parciales.

b) Muchas construcciones del tipo A sufren destrucción, y algunas, colapsan. Muchas construcciones del tipo B sufren daños graves, y algunas, destrucción. Muchas construcciones del tipo C sufren daños moderados, y algunas, graves. Las estatuas y los monumentos se mueven de lugar.

c) Grietas de unos cuantos centímetros en el suelo. Aparecen nuevas fuentes. En muchos casos cambia el caudal de las fuentes y el nivel de agua de los pozos.

Grado IX

a) Pánico general. Daños considerables en el mobiliario.

b) Muchas construcciones del tipo A sufren colapso. Muchas construcciones del tipo B sufren destrucción, y algunas, colapso. Caen monumentos y columnas. En algunos casos los raíles del ferrocarril se curvan y las carreteras quedan fuera de servicio.

c) Se abren grietas en el terreno de hasta 10 cm y más en las faldas de las montañas. Hay deslizamientos de rocas y aludes. Hay grandes olas en embalses y lagos.

Grado X

b) La mayoría de las construcciones del tipo A sufren colapso. Muchas construcciones del tipo C sufren destrucción, y algunas, colapso. Daños peligrosos en los embalses; daños serios en puentes. Las vías de tren se desvían y se ondulan. El pavimento de las calles y el asfalto forman grandes ondulaciones.

c) Grietas de algunas decenas de centímetros, que pueden llegar a un metro, en el suelo. Se producen grietas paralelas a los cursos de agua. El agua de los canales y los ríos es lanzada fuera de su curso.

Grado XI

b) Daños importantes en las construcciones, hasta en puentes, esclusas y líneas de ferrocarril. Las canalizaciones subterráneas quedan destruidas.

c) El terreno queda considerablemente deformado. Muchas caídas de rocas.

Grado XII

b) Se destruyen o quedan gravemente dañadas todas las estructuras, hasta las subterráneas.

Efectos que definen los grados de intensidad MSK

  • Fenómenos percibidos por la población.
  • Daños producidos en las construcciones.
  • Cambios observados en la naturaleza.

Tipos de construcciones

  • Tipo A: construcciones con muros de mampostería en seco o con barro.
  • Tipo B: construcciones con muros dc fábrica de ladrillo, de bloques de mortero, etc.
  • Tipo C: construcciones con estructura metálica o de hormigón armado.

Términos de cantidad utilizados

  • Cuando se dice algunos significa un 5 por ciento
  • Muchos, un 50 por ciento
  • La mayoría, un 75 por ciento

Clasificación de los daños en las construcciones

  • Clase 1: daños ligeros. Fisuras en los revestimientos, caída de pequeños trozos de revestimiento.
  • Clase 2: daños moderados. Fisuras en las paredes, caída de tejas, grietas y hasta derrumbes parciales de las chimeneas de fábricas.
  • Clase 3: daños graves. Grietas en los muros, caída de chimeneas de fábricas o de otros elementos externos.
  • Clase 4: destrucción. Grietas en las paredes resistentes con derribo parcial y con pérdida de enlace entre diferentes partes de la construcción.
  • Clase 5: colapso. Ruina completa de la construcción.

Distribución geográfica de los terremotos

Cada año hay en el mundo algunos miles de seísmos, la mayoría de los cuales no son advertidos por la gente, y únicamente son registrados por los sismógrafos. En la siguiente imagen puedes ver las zonas sísmicas más activas del planeta:

dónde se producen los seísmos

Pero cada año, hay quince o veinte que tienen una magnitud suficientemente importante para hacer que tiemble una parte del planeta y ocasionar daños considerables si afectan zonas habitadas.

Los terremotos no se producen en cualquier comarca de la Tierra, sino que se localizan en lugares muy concretos, llamados zonas sísmicas.

Para finalizar, no te pierdas cuáles son los continentes

¿Quieres saber más sobre ciencia?

Desde CurioSfera-Ciencia.com, esperamos que este artículo científico titulado Qué son los terremotos y sus características, te haya sido de utilidad.

Para leer más información similar, puedes visitar la categoría de ciencia. También puedes preguntar tus dudas a nuestro buscador.

Y recuerda, si te ha gustado puedes compartirlo en redes sociales, darle un “me gusta”, dejarnos un comentario o seguirnos en nuestra página de ciencia de Facebook. 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *